26 julio 2006

Misión: Imposible 3

Después del fiasco que supuso Misión Imposible 2, estaba receloso por saber como iba ha ser esta nueva entrega. En un principio la iba a dirigir David Fincher, pero después de desligarse del proyecto, J.J. Abrams, el creador de Perdidos y Alias, fue el encargado de llevarla acabo. Y la verdad el resultado no a podido ser mejor, esta vez no serán una progresión de escenas monotemáticas de Ethan Hunt haciendo una flipada detrás de otra, si no que ahora veremos más escenas en las que lo que prima es el trabajo en equipo, como en la serie original, donde la suma de todos los personajes hacían posible lo imposible.

La magnifica primera escena es solo un adelanto de lo que nos espera, y es que Misión Imposible 3 vuelve a rescatar las fantásticas escenas de tensión de la primera parte dirigida por Brian de Palma. Phipip Seymur Hoffman interpreta al malo de la película, Owen Davian, un traficante de armas sin escrúpulos, que en su caso es totalmente cierto, por que hay escenas en las que dan ganas de matarlo. Es el contrapunto perfecto para el personaje de Tom Cruise, que como en anteriores entregas estará acompañado por Ving Rhames en su papel de Luther Stickell. También están en el reparto Keri Russell, más conocida por su papel en Felicity otra serie de J.J. Abrams, y Michelle Monaghan haciendo de prometida de Ethan Hunt.

La acción es lo predominante en esta película, pero no la acción exagerada e irreal de la anterior entrega, evidentemente es una película y ocurren cosas inverosímiles, pero sin llegar al absurdo de la película de Woo. Ahora veremos a Ethan sintiendo dolor y recibiendo daño, siendo más cercano y humano, y totalmente alejado del personaje de la segunda, que era más parecido a James Bond que a un agente de carne y hueso.

Como ya he dicho el trabajo en equipo es lo que denomina a la mayoría de las escenas de acción, haciendo de estas muy dinámicas y llenas de tensión. También habrá, como es lógico, tiempo para las escenas en solitario de Tom Cruise, pero estás no desentonan para nada con el resto.

J.J. Abrams ha hecho un buen debut en la gran pantalla, ya que después de ver sus éxitos con Alias y Perdidos, era casi una baza segura esta tercera parte. Se nota sobre todo la influencia de Alias en toda la película, la oficina de la IMF guarda cierto parecido con la del SD-6 de la primera temporada de Alias, y la música en algunos momentos recuerda a la de Perdidos.

En resumen, la saga ha vuelto a resurgir de las cenizas en las que había quedado con esa parodia anterior.

25 julio 2006

Disturbed - Land of Confusion

Ya ha salido el nuevo video de Disturbed, se trata de una versión de Land of Confusion de los Genesis, y está dirigido por el genial Todd McFarlane.

La sombra de la sospecha

Después de dos años de parón, Michael Douglas vuelve a la gran pantalla con este interesante thriler de acción. Esta vez encarna a Pete Garrison, un veterano agente del Servicio Secreto, encargado de la protección de la Primera Dama, con la cual está manteniendo un romance. Está situación se verá complicada cuando, se descubra que hay un topo en el Servicio Secreto y que existe un conspiración para asesinar al Presidente, y él será el principal sospechoso. Entonces comenzará una carrera contra-reloj para intentar demostrar su inocencia y desenmascarar al verdadero traidor.

A Michael Douglas le acompañan en el reparto, Kiefer Sutherland que interpreta a otro agente del Servicio Secreto, que es el mejor investigador del cuerpo y al cual le encargan la misión de investigar el complot. Eva Longoria es la acompañante novata de Sutherland, y Kim Basinger interpreta a la Primera Dama. Kiefer Sutherland clava su papel, sobre todo por que no difiere mucho de su papel de Jack Bauer en 24, y las escenas de acción tienen gran parecido con las que ocurren en la popular serie. Eva Longoria esta correcta en su primer papel en la gran pantalla y es un buen contra punto con el personaje de Kiefer. Sin embargo la actuación de Kim Basinger, la vi demasiado forzada y con poco carisma, no llegando en ningún momento a creerme su papel.

Como he dicho antes, las escenas de acción son muy del estilo de la serie 24, así que nos encontraremos con unas escenas muy dinámicas y con mucha tensión, en las que ocurren muchas cosas, y sin embargo son totalmente creíbles y no caen en el abuso de los efectos pirotécnicos y demás aspavientos tan corrientes últimamente. La trama esta bien llevada, aunque no es nada original, ya que la película es una mezcla de “El fugitivo” con “En la línea de fuego”, aunque es más creíble que un experto agente del gobierno pueda evadirse, que no un medico como el Doctor Richard Kimble interpretado por Harrison Ford.

Posiblemente sea esta una de las mejores película donde se muestra el papel del Servicio Secreto, junto con la magnifica “En la línea de fuego”. Otras películas se quedan solo con la pose del tío trajeado llevándose la mano a la oreja y diciendo algo al micrófono, en cambio, en “La sombra de la sospecha” se enseñan muchos de los procedimientos y protocolos que tiene el Servicio Secreto para llevar acabo su cometido. El control de multitudes, las rutas alternativas y las vías de escape, el armamento y los vehículos, junto con la labor de investigación de las posibles amenazas, son algunas de las cosas que muestran la película.

Un thriler muy interesante y recomendable para todos aquellos que les gusten las películas de conspiraciones, salpicada dosis de acción en su justa medida.

19 julio 2006

La Paja en el ojo de Dios


Más de 10 años han pasado desde que hoy hablar de este libro hasta que me lo he podido leer por fin. La Paja en el ojo de Dios, escrita en colaboración por Larry Niven y Jerry Pournelle, es una novela que relata el primer contacto entre la humanidad y una civilización extraterrestre. Se trata de un libro de la llamada Hard Sci-Fi, es decir, una ciencia-ficción muy detallada y compleja, que se aleja de cosas como Star Wars por poner un ejemplo conocido.
La novela está compuesta por cuatro partes, la primera es una introducción de los personajes y el universo donde se desarrolla la historia así como el primer contacto con la nave extraterrestre. La segunda relata el plan de la expedición para mandar unas naves al sistema alienígena, para desarrollar ese primer contacto y averiguar sus intenciones. La tercera es la misión en si, ya en el sistema solar alienígena, con el inicio de las relaciones diplomáticas, la investigación de su cultura y tecnología etc. Y la cuarta parte narra el regreso de los humanos y la conclusión a los misterios planteados.

La humanidad tendrá que hacerse unas cuantas preguntas, ¿son amigos u enemigos?, ¿como reaccionarán a nuestra tecnología?, y como este primer contacto va a afectar a ambas civilizaciones, en todos los aspectos, tanto tecnológicos, sociales, militares e incluso religiosos. Y es que el mayor atractivo de la novela, es que llegado el momento, descubriremos que no hay buenos ni malos, si no que cada una de las civilizaciones, buscan su propio beneficios e intereses, y estos a veces pueden entrar en conflicto.

Las expectativas por leer esta novela eran muy altas, por el hecho de estar considerado uno de los libros clásicos de ciencia-ficción, y la verdad que no defrauda, aunque tiene algunos puntos flojos que hayan hecho que me quede con cierto sabor agridulce. Y es el hecho de que los personajes son totalmente típicos y tópicos. El protagonista, niño rico que se lo han dado todo hecho en la vida, el militar cabeza-cuadrada, la novia del protagonista, entre otros, hacen que no te sientas identificado con ellos, y a veces con el vaivén de personajes los confundas unos con otros, sobre todo cuando se trata de los oficiales de la nave MacArthur.

Sin embargo si los personajes humanos están poco definidos, el mayor acierto de la novela, es la increíble descripción de la raza extraterrestre, totalmente ajena a cualquier concepto humano, ya que obviamente no son humanos. Y es que su sociedad, comportamiento y motivaciones, además de su extraña anatomía, son una de las mayores bazas del libro, diseñada hasta el último detalle para darle una coherencia que por momentos es abrumadora.
Una granidísima novela de ciencia-ficción que ningún amante del genero debería perderse.

05 julio 2006

X-Men 3: La Decisión Final

Decepción es lo que sentí al ver las últimas andanzas de Lobezno y compañía. Tenia ganas de ver una continuación digna de las dos anteriores entregas, pero no ha sido a si. En esta tercera parte, ciertos personajes carismáticos, como Cíclope o Pícara, no pintan nada, a penas son una sombra de lo que fueron en las anteriores películas, convirtiendo sus personajes en seres planos carentes de protagonismo. Y la aparición de nuevos mutantes, con sus increíbles poderes no aportan nada destacable al guión, por ejemplo la aparición de Angel, el cual en el trailer parecía que iba a tener algún protagonismo, como el que tuvo el Rondador Nocturno en la 2, pues apenas sale en tres escenas sin ni siquiera servir en algo a la trama. Una trama por cierto que no se sustenta en su principal cuestión, la cura contra las mutaciones. Como es posible que haya que hacer una vacuna para cada cepa de Gripe, y sin embargo para curar la mutación de cada mutante, unas distintas de las otras, con una sola cura ya este todo solucionado.

La película es un continuo vaivén de escenas de acción que la verdad no impactan como deberían o como nos habían hecho creer con tanta “decisión final” y tanta guerra humanos vs mutantes. Ni siquiera Magneto brilla como anteriores entregas, por no decir nada de Xavier, ya que prácticamente el único protagonismo se lo llevan Lobezno y Tormenta. La impresionante escena final con el Golden Gate de San Francisco, es una tomadura de pelo, por que no sirve para nada en cuanto a la trama se refiere, ya que se podría haber resuelto de forma mucho más simple y sin tanta pirotecnia, pero claro eso es lo único que la película muestra, fuegos de artificio. El final de la primera parte con la Estatua de la Libertad de fondo, es mucho más efectivo e interesante, que la soporífera batalla final de esta. En general la película carece de emoción, por que prácticamente se sabe lo que va a suceder a continuación y el espectador siempre está dos pasos por delante de la trama, sin prácticamente ninguna sorpresa. Y las pocas sorpresas que hay lo único que hacen es crear desconcierto, ya que las reacciones de los personajes no son nada lógicas, y no se corresponden con las anteriores entregas.

Me recuerda a lo mismo que paso con Terminator 3, una película bien realizada pero que si la comparabas con las geniales dos entregas anteriores pues no queda en buena posición, debido a que el listón estaba muy alto y a que perdía consistencia al no congeniar en ciertos aspectos de la trama ya fijados en las dos películas anteriores. Ese mismo problema es el que tiene X-Men 3, ciertos personajes se les ha cambiado el carácter, acentuando ciertos rasgos en el comportamiento que les hacen parecer distintos a como se comportaban antes. La película falla en lo más elemental, sus personajes, hasta Lobezno pierde carisma, por sus continuas y forzadas salidas de tono, al igual que Halle Berry con su Tormenta, tanto que pidió protagonismo debido a su supuesto caché y no lo aprovecha en nada destacable.

En definitiva, se deja ver, pero si echamos un vistazo a tras en la saga, nos quedara un cierto regusto amargo por lo que podía haber sido esta tercera entrega.