21 abril 2007

Nine Inch Nails: Year Zero


El pasado día 16 salio a la venta en Europa y el 17 en U.S.A. el nuevo disco de Nine Inch Nails: Year Zero. Trent Reznor lo ha vuelto ha hacer, despues del pequeño bajón que supuso With Teeth, que para nada es un mal disco, pero si es cierto que Reznor nos tenia muy mal acostumbrado con sus anteriores trabajos y se esperaba algo más contundente y no algo tan disperso como resultó With Teeth, el cual tiene canciones increíbles como Every day is the same, Only o Right where it belongs.

En cambio en Year Zero, Reznor ha vuelto a ponerse las pilas a tope y a conseguido crear un disco que trasciende una vez más el concepto de producto musical, que parece que ultimamente es lo único que cuenta. Con este disco ha vuelto a crear una obra de arte, no solo en el sentido musical, ya que eso depende de los gustos de cada uno, si no en todo lo que rodea al lanzamiento del disco, empezando por la campaña de publicidad viral y terminando por el mismo soporte físico del disco.

Year Zero es un disco conceptual, que parte de la visión oscura y pesimista que tiene Reznor del futuro cercano que aguarda a la humanidad. Un futuro centrado alrededor del año 2022, un mundo distópico al más puro estilo 1984 o Farenheit 451, con un ligero aire ciberpunk, en el que todos los males de nuestra actual sociedad se han multiplicado. El control de los gobiernos de la vida de sus ciudadanos, mediante el empleo de alta tecnología, la tremenda reducción de derechos civiles, y el estado de miedo constante y temor frente a posibles amenazas terroristas, fundadas o infundadas, a sí como la acentuada diferencia entre ricos y pobres.

Para dar soporte a toda esta historia, Reznor ha creado una campaña de publicidad viral a través de internet, con la creación de paginas web que dan ambientación al mundo de Year Zero. Algunas de esas paginas web fueron descubiertas mediante mensajes crípticos encontrados por ejemplo en las camisetas oficiales de la gira europea de este año, otros mensajes, conducían a números de teléfono, donde se podía escuchar varios fragmentos de alguna de las canciones del disco. Acompañando a todo eso, se fueron filtrando canciones del disco, mediante la aparición de memorias usb en los baños de alguno de los locales de la gira europea, empezando por Lisboa donde se filtro "My Violente Heart", la cual incluía en los últimos 20 segundos de canción un ruido, que pasado por un espectrógrafo reveló la imagen de la mano extraña conocida por los fans como "La Presencia" y que se puede ver en la portada del disco, además de abrir la veda a una expectación por ver si aparecía nuevo material.

A la RIAA, la versión americana de la infame SGAE, esto de filtrar canciones no le gustó en absoluto, pero lo que es cierto es que Reznor consiguió que su disco no fuera filtrado ilegalmente en las redes P2P hasta solo 10 días antes de la fecha de su lanzamiento, lo cual es un logro si tenemos en cuenta que el disco se terminó en Enero, y que desde entonces, Reznor preparó toda está campaña para promocionar su disco. Pero no contento con eso, el mismo día que su disco fue filtrado, Reznor dio un nuevo golpe de efecto, permitiendo escuchar el disco entero en calidad CD desde su pagina web para los miembros de The Spiral, el club de fans oficial, y dos días después para el resto del mundo. Y por ultimo, para rematar el ultimo detalle, el CD ha sido publicado con un material sensible a la temperatura que hace que cambie de color y revele una serie binaria que decodificada lleva a otra de las webs del disco, exterminal.net.

Bueno, y lo único que resta por decir, es que el disco es muy industrial y ruidoso, con múltiples capas y texturas de sonido en cada una de las canciones que lo componen, con auténticos temazos como The Great Destroyer, God Give, Survivalism o In this twilight por nombrar algunos. Un sonido por momentos cercano en cuanto a dureza a The Downward Spiral, y en otros más cercano a The Fragile, con eso sonidos ambientales y melodías de piano tan características del mejor Reznor.


USBM WARNING:
Consuming or spreading this material may be deemed subversive by the United States Bureau Of Morality. If you or someone you know has engaged in subversive acts or thoughts, call:
1-866-445-6580
BE A PATRIOT - BE AN INFORMER!

09 abril 2007

Linkin Park: What I´ve done

Primer videoclip Minutes to Midnight el nuevo disco de Linkin Park, que saldrá a finales de Abril.
El nombre del disco hace referencia al Reloj del Apocalipsis y ha sido dirigido por Mr. Hahn el DJ de la banda.

05 abril 2007

300

Después de esperar meses y meses viendo los trailers, leyendo las entradas del blog de producción y viendo fotos una y otra vez, por fin pude disfrutar de la esperadísima adaptación de la novela gráfica 300 de Frank Miller, dirigida por Zack Snyder el prometedor director del remake del Amanecer de los Muertos.

La película es espectáculo en estado puro, al igual que el comic no pretende ser un reflejo fiel de los hechos históricos, si no que lo único que pretende, es hacer pasar al espectador un buen rato entretenido. La calidad visual está por encima de todo, con tomas realmente preciosas, con primerísimos planos de los personajes, y con un uso de la cámara lenta y rápida magistral, que permite que no nos perdamos ningún detalle en las escenas de batalla.

Tratándose de una película de guerra, las batallas tienen que ser espectaculares, pero mientras que otras películas recientes han tratado de imitar a El Señor de los Anillos, en 300, los combates tienen una firma particular, y aunque se compare con Matrix por el uso de la cámara lenta, la fluidez y contundencia con las que se mueven los espartanos no creo haberla visto anteriormente, ni siquiera en la trilogía de Matrix, donde a veces daba la sensación que los actores forzaban las coreografías. Aquí sin embargo, se ve al Rey Leónidas cargando contra los persas, en una de las secuencias más espectaculares de la película, avanzando sin parar, soltando un tajo detrás de otro y dejando una ingente cantidad de muertos y heridos, y además dando la sensación, de que tanto él como sus soldados son imparables. Aparte, la música compuesta por Tyler Bates se aleja de la típica música orquestal de este tipo de producciones, aquí usa una fusión entre coros clásicos junto con acordes de guitarras eléctricas y sonidos electrónicos propios de la música industrial, que ayuda a dar esa sensación de imbatibilidad y crudeza, que acompaña a los espartanos a cada paso.

La película es prácticamente un calco de la novela gráfica, salvo pequeñas variaciones, y todo el añadido de lo referente a la trama de la Reina Gorgo. Muchas de las viñetas tienen su espectacular reflejo en la pantalla, y al igual que con Sin City, ese estilo cómic hacen de esta película un producto especial, altamente conceptual y cargado de una gran belleza plástica. El hecho de que haya sido rodada en formato digital, utilizando decorados virtuales generados por ordenador, permiten que el director controle hasta el más mínimo detalle de la escena, manteniendo la estética de cómic y sin tener que, por ejemplo, controlar la climatología en exteriores, ya que el día puede ser noche gracias a la magnífica aplicación de la infografía.

El resultado del conjunto es una película que no engaña a nadie, la trama es simple pero cargada de emociones, al igual que era la del comic, y aquí lo que predomina es la imagen y el espectáculo de ver a los 300 espartanos en perfecta formación, aniquilando y aterrorizando a sus enemigos, mezclado con unas poderosas y bellísimas imágenes. Una película que no hay que perderse por que lamentablemente no abundan las películas tan conceptuales y con tan clara vocación de espectáculo, sin perder un ápice de calidad artística y de diseño.