22 agosto 2007

El Últimatum de Bourne


Esta tercera entrega de las aventuras del espía amnésico Jason Bourne, nos trae la misma acción trepidante y sin respiro de la que hacían gala las anteriores entregas. No ha bajado ni un ápice el frenetismo y esa sensación de realidad e inmediatez que ha hecho que esta saga se convierta en la mejor trilogía de espías, y no hace falta que James Bond de su permiso, por que como ya se vio en la excelente y reciente Casino Royale, la influencia de Bourne es más que palpable.

Una vez más nos encontramos con Jason Bourne intentando descubrir su pasado, y siendo perseguido por aquellos que no quieren que los terribles secretos que conoce, pero que ha olvidado, salgan a la luz. Y esta vez, contará con más aliados que le ayudarán en esabúsqueda personal, por revelar quien fue y por que. Pamela Landy y Nicky Parsons serán las chicas Bourne, alejadas completamente de los estereotipos de mujer objeto, estás por el contrario, son mujeres altamente preparadas e inteligentes, ayudarán a Bourne para que pueda conocer su pasado.

Lo mejor que se puede decir de la película, es el excelente ritmo que Paul Greengrass le ha dado, ya que las casi dos horas de duración se pasan volando, no dejando ningún momento para el respiro. Desde el primer segundo al último ocurre algo en pantalla, ya sea una impactante escena de acción, o un dialogo revelador de conspiraciones y secretos. Posiblemente de los pocos pecados que comete la cinta, es algo ya marca de la casa, y es que la cámara baila en demasía durante las escenas de acción. Pero gracias a este excesivo movimiento, las peleas cuerpo a cuerpo o las persecuciones, son extremadamente reales y cercanas, sin llegar a parecer coreografías preparadas, si no que se trata de unas peleas y persecuciones callejeras muy vivas y reales. Y es esa sensación de realismo es lo que hace verosímil las acciones de Bourne, aunque tratándose de una película, es lógico que se tome alguna que otra licencia, pero sin llegar a la exageración de las películas de Bond protagonizadas por Brosnan.

Y otra de las cosas sobresalientes de la película, es la forma como enlaza con la El mito de Bourne, la cual recomiendo volver a ver para no perderse detalle. Y hablando de detalle, después de ver El Últimatum de Bourne, me dio por volver a visionar la primera, y resulta que al final de esta, cuando cierto personaje habla ante una comisión de investigación, comenta de pasada ciertos nombres de operaciones secretas, que por arte de magia son la clave del pasado de Jason Bourne. Esos pequeños detalles, junto con la acción realista y vertiginosa hacen de la trilogía de Bourne, lo que es actualmente, un referente en el cine de espías.

07 agosto 2007

KoRn: Untitled

De la primera impresión del nuevo disco de KoRn, es que no me ha llegado para nada. Quizás me ha pasado como me ocurrió en su momento con el Take a look in the mirror, un disco que se deja escuchar y que tiene alguna canción muy buena, como Did my time, pero que no estaba a la altura de anteriores trabajos. Y eso es lo que ocurre a este octavo disco, es demasiado plano y monótono, y sin apenas garra. Mira que yo fui de los que les gusto su anterior trabajo, See you in the other side, por el hecho de intentaron algo nuevo después de la partida de Head, y que por lo menos tenía canciones pegadizas y algunas muy cañeras en directo, pero es que este nuevo trabajo, no tiene nada de eso. Los singles, Evolution, Starting over y Innocent bystander, no llaman la atención, son escuchables pero nada más, y el resto de canciones son demasiado parecidas, con pequeñas excepciones, como Kiss o Love and Luxury, esta ultima demasiado popera. En fin, no se si la vacaciones de David Silveria, han contribuido a que el disco no sea lo contundente que debería de ser tratándose de los mismos creadores de Blind, Falling away from me, Freak on a leash o Make me bad por poner unos ejemplos.

Unas cuantas escuchas después, el álbum me gusta más, sin embargo sigo pensando que le falta garra, y aunque ya me van entrando más las canciones, sigue siendo un trabajo algo flojo. Y la portada no la pongo de lo fea que es.